Por cannabis se entiende las sumidades, floridas o con fruto, de la planta de la cannabis (a excepción de la semilla y las hojas no unidas a las sumidades de las cuales no se ha extraído la resina, cualquiera que sea el nombre con que se las designe).

Artículo 1; Convención Unica sobre Estupefacientes, 1961.

En la mayor parte de las incautaciones de plantas de cánnabis, se cometen varios errores, tanto de protocolo como de estimación de la cantidad de cannabis apto para su consumo como estupefaciente. Es común que simplemente se corten las raíces y parte baja del tallo principal y el resto se contabilice como si fuesen cogollos listos para su consumo, aunque se trate, en muchos casos, de plantas en crecimiento que todavía no han desarrollado flores. En casos más extremos, se pesan las plantas enteras, con raíces y cepellón de tierra incluidos.

Las irregularidades en las actuaciones policiales y del personal del propio laboratorio son comunes y más habituales de lo que deberían ser, pues está en juego la libertad de los imputados:

-Irregularidades en la cadena de custodia.

-Incumplir los protocolos de actuación de las Naciones Unidas en materia de muestreo y partes fiscalizadas (st/nar/40).

-Falta de rigor científico en las analíticas realizadas y presentación de los resultados.-Errores en la determinación del Peso Neto (sumidades floridas y secas) del material incautado.

-Valoraciones económicas desorbitadas, realizadas a partir de pesos erróneos.

Los objetivos principales de un Informe Pericial son los siguientes:

1- Análisis de las Diligencias Previas (Actas de entrada y registro, exposición, analíticas laboratorios, valoraciones económicas, declaración imputados…).

2- Detectar posibles errores metodológicos y metrológicos, comprobar que se han seguido los protocolos de Naciones Unidas (UNODC) correctamente.

3- Determinar que en base a los datos aportados podemos afirmar con rigor científico que las sustancias intervenidas han sido analizadas correctamente y podemos sacar conclusiones firmes sobre la sustancia, su composición y naturaleza.

4- Determinar la cantidad neta de cannabis apto para consumo como estupefaciente del material incautado.

La figura del Perito Agrícola en casos relacionados con incautaciones de cannabis, toma cada vez mas relevancia en los juicios contra la salud pública, se convierte en una linea de defensa fundamental para la absolución del imputado, e influye positivamente en la sentencia dictaminada por el juez.

En más de 10 años que llevamos trabajando como peritos judiciales agrícolas en casos relacionados con el cannabis y sus derivados, la elaboración del Informe Pericial, ha sido siempre positivo para el imputado, logrando la mayor parte de las veces su absolución.

La labor principal del perito en la defensa oral del Informe, como de cualquier técnico requerido en los juzgados, es la de aclarar al juez, fiscal y abogado temas técnicos y científicos que ellos no tienen por que conocer. En mi caso generalidades del cannabis, sobre su cultivo, naturaleza y sobre que parte de la planta se considera apta para su consumo como estupefaciente.

Las labores del Perito Judicial son diversas y se adaptan continuamente a las necesidades particulares de cada caso;

– Realización de Informes Periciales y contrapericiales.

– Visitas a los laboratorios para examinar el material incautado y determinar el Peso Neto (cannabis apto para su consumo como estupefaciente).

– Toma de muestras y analíticas independientes para la obtención del perfil de cannabinoides (THC, CBD, y CBN) del material incautado.

– Exposición y defensa oral en el juicio, del informe realizado.

– Peritaciones de daños en los cultivos (plagas, enfermedades, robos, incautaciones…).